Flequillo cortina a quien favorece

Adiós al flequillo cortina, Violeta Mangriñán demuestra que ahora el desfile largo es la opción que más favorece y con la que asegurarse

Sinceramente, si el flequillo cortina lleva más tiempo del que te gustaría admitir en tu carpeta de Instagram hola, yo, puede que sea el momento de ir a por él. Pero recuerda: Aunque el flequillo cortina es más fácil de peinar que otros flequillos, sigue requiriendo un poco de estilo, por lo que puede que no sea lo mejor para las más perezosas. Aun así, si te sientes cómoda -y puedes estar segura- siempre puedes reservar una cita con un profesional que te guiará por los pros y los contras de hacerte un flequillo según tu textura, porque, seamos realistas, definitivamente no querrás hacer tu flequillo cortina tú misma.

De todos los flequillos que existen, es sin duda el flequillo de cortina el que se lleva todos nuestros favores. Su popularidad ya no se puede probar, sobre todo en la moda de los años 70, sigue apareciendo en las cabezas de todo el mundo con estilo y elegancia. Desde Brigitte Bardot hasta Jennifer López, muchas son las estrellas que han pasado por la caja de flecos de cortina.

¡Y entendemos por qué! Fácil de llevar y de mantener, también sabe adaptarse perfectamente a todas las formas de cara. Por ello, está pensado para ser mucho más fácil de adoptar que el flequillo recto o el flequillo corto.

El flequillo cortina se diferencia de todos sus primos, jugando la carta de la longitud y el grosor. La idea es más bien venir a crear dos mechones en la parte delantera de la cabeza, que se mezclarán fácilmente con el resto del cabello. Qué aportar más dimensión y estructura a un peinado, sin todos los inconvenientes de un flequillo clásico.

Basta con un peine para doblar los mechones a los lados y encontrar una frente despejada. adsbygoogle = window. adsbygoogle || [].

push{}; Para las que tienen un tipo de cabello 2C a 4C y quieren llevar el flequillo cortina en su textura natural, Hawkins sugiere desenredar el pelo en la ducha y luego añadir tu crema favorita para definir los rizos al cabello una vez fuera de la cabina, sin necesidad de cepillar ni peinar. «Esto permitirá que el flequillo se seque de forma natural sin alterar el patrón de los rizos», dice. Antes de dar el paso, sigue leyendo para saber todo lo que necesitas saber sobre el flequillo cortina.

Además, consulta 11 de nuestras ideas de peinado favoritas para obtener toda la inspiración que necesitas. Prepárate para llamar a tu estilista. Si estás interesada en probar el flequillo cortina pero no sabes por dónde empezar, estás de suerte: a continuación, hemos reunido 11 de nuestros estilos de flequillo cortina favoritos.

Sigue leyendo para inspirarte y no olvides marcar esta página antes de ir a la peluquería. Good hair day por @emmalouiseconnolly. El flequillo cortina, largo y sutil, puede ser ideal para quienes tienen el pelo largo y buscan redondear los rasgos más marcados de la cara.

Si tienes una cara más alargada o no te gustan mucho tus pómulos o la línea de la mandíbula, el flequillo cortina largo puede ayudar a dar a tu rostro un aspecto más redondeado. Los flequillos de cortina más cortos y llamativos pueden ser igual de eficaces para dar una nueva dimensión a tu look. Son muy apropiados para un rostro más corto y rectangular, ya que no sobrecargarán tus magníficos rasgos naturales como lo haría un flequillo más largo.

Entre las tendencias capilares para este otoño está la de los setenta, una herencia de esa década que esta temporada se refleja en cortes de pelo a capas en peinados como el shaggy que acaba de hacer Pilar Rubio. Pero sobre todo, lo que más me gusta de esta moda son, sin duda, los flequillos. Y aunque la cortina ha sido su favorita hasta ahora, parece que el desfilado está ganando la partida y Violeta Mangriñán lo ha confirmado.

La influencer ha querido inaugurar la llegada del otoño y despedir el verano con un buen cambio de look. Y aunque ha mantenido su tono oscuro y su largo XL, Violeta ha querido volver al flequillo. Y decimos que ha vuelto porque ella ya ha probado el efecto favorecedor que tiene este corte luciendo todos los estilos: la cortina, el largo, el desfilado.

Y parece que es este último el que más le ha gustado porque ha vuelto a él. Y no nos extraña porque le queda genial. Es una forma de llevar el flequillo recto, pero con un look más desenfadado al estar semiabierto, despeinado y no tan espeso.

Has elegido una versión larga que queda por debajo de las cejas y además es muy cómoda, ya que es fácil de recoger y peinar cuando empieza a crecer. «Vuelve el flequillo, manteniendo la forma de los años 70, pero no tanto la textura. Nos gusta porque favorece a casi todo el mundo y aporta vitalidad al rostro, pero no lo llevamos igual.

Ahora nos gusta sin ese ligero toque de encrespamiento, con un acabado más brillante y pulido», dice Felicitas Ordás, de Felicitas Hair, sobre esta tendencia