Frases sucias para excitar a una mujer

Ejemplos de frases sucias para excitar a mujeres

A continuación te vamos a dar unos consejos y unos ejemplos de frases sucias para excitar a mujeres. Conoce lo que le gusta. Las palabras sucias pueden ser frases divertidas y picantes sin necesidad de ser «groseras».

Simplemente la respiración agitada, los gemidos y los suspiros dan un tono más intenso a la relación sexual. Si tu chica es tímida, ve despacio. Empieza con preguntas como «¿Qué parte de mi cuerpo te gusta más? ¿Qué parte de tu cuerpo te excita más? Cómo te gusta que te acaricien?».

Envíale un mensaje de texto. El sexting es una excelente forma de ligar con tu pareja cuando no estás cerca, así que durante la cuarentena puedes aprovecharlo al máximo. En él podemos enviar mensajes coquetos e incluso atrevidos selfies para avivar la chispa de la pasión.

Todo vale en la guerra y en el amor, y más aún en la cama. Y aunque hoy estés lejos de tu pareja, puedes excitarla con tus mensajes y complacerla sin tocarla. Si quieres dar rienda suelta a tu pasión y quieres mantener las cosas calientes entre vosotros, envíale un texto sucio.

¿Cómo excitar a una mujer con frases sucias?

Ejemplos de dirty talk como decirle que te sientes honrado de tener una mujer tan bella y sexy como ella, la hará sentir fantástica, puede excitar a una chica con palabras y puede ser la forma más básica de dirty talk. Esto en sí mismo es hablar sucio, o dirty talk, para algunas mujeres. Son las cosas que se dicen en el dormitorio las que la hacen gotear de amor y sudor, las que excitan a una chica con palabras, y las que hacen que su vida sexual sea fantástica y su relación increíble; este es un gran uso del dirty talk.

Hazle saber lo que sientes, y no tengas miedo de expresarlo a tu manera. Se trata de desarrollar tu propio estilo personal de dirty talk. Puede que tu pareja prefiera oír que es preciosa, así que piensa en lo que le excitaría.

Cómo excitar a mujeres a través de frases sucias

El objetivo del dirty talk es hacérselo saber: Esta noche voy a amar tu cuerpo y tu alma. Así sabrá que lo único que quieres es a ella. «Dar carta blanca a tu pareja y cederle la sensación de poder puede abrir nuevas y excitantes dimensiones de placer en el dormitorio», dice Daniel Sher, psicólogo clínico y experto en terapia sexual de la clínica de eyaculación precoz Between Us. Frases de charla sucia como ésta, señala, son excelentes maneras de empezar a jugar a los roles o a explorar el concepto de control.

«Alguien que tiene mucho poder en su día a día, por ejemplo, podría excitarse cuando su pareja utiliza el lenguaje sucio para afirmar su dominio o viceversa», dice. Sólo tienes que asegurarte de ser seguro, ser respetuoso y escuchar con atención. Hay una gran diferencia entre «¡Llévame a la cama!» y «Cógeme en la cama».