Please wait while your request is being verified...

Lo que debemos saber para actuar en una situacion de riesgo

Los tipos de evaluación de riesgos requeridos en cualquier lugar de trabajo deben ser proporcionales y pertinentes a las actividades operativas que se realicen. En muchos sectores, hay requisitos legislativos específicos que se aplican. Por ejemplo, en los entornos en los que se utilizan sustancias peligrosas, debe realizarse una evaluación de control de sustancias peligrosas para la salud (COSHH).

Antes de llevar a cabo una actividad o tarea concreta, debe realizarse una evaluación de riesgos adecuada y suficiente para eliminar, reducir o controlar adecuadamente cualquier riesgo asociado a la salud, la seguridad y el bienestar de las personas que participan o se ven afectadas por la tarea/actividad en cuestión. Sin embargo, el riesgo puede ser difícil de detectar, y mucho menos de preparar y gestionar. Y, si se ve afectado por una consecuencia que no había previsto, los costes, el tiempo y la reputación pueden estar en juego.

Del mismo modo, sobrestimar o reaccionar de forma exagerada ante los riesgos puede crear pánico y hacer más daño que bien. Si se aborda el riesgo de forma lógica, se puede identificar lo que se puede y lo que no se puede controlar, y abordar los posibles problemas con medidas mesuradas y adecuadas. Esto puede ayudar a aliviar la sensación de estrés y ansiedad, tanto dentro como fuera del trabajo.

En estos momentos, el coronavirus COVID-19 es un riesgo para muchos entornos de trabajo y, como ocurre con todos los riesgos, usted, como empresario, debe investigar y determinar cuáles son los riesgos en su empresa en particular. Una evaluación de riesgos es útil para determinar qué medidas son las más adecuadas. Las medidas pueden variar.

Si el riesgo no puede eliminarse por completo, a menudo se trata de gestionarlo, por ejemplo, mediante rutinas especiales, como el cambio de sus rutinas de limpieza, instrucciones o campañas de información. Otro ejemplo de gestión o minimización de un riesgo es el uso de equipos de protección personal EPI. Las investigaciones, las evaluaciones de riesgos y las medidas deben adaptarse siempre a su empresa y a sus funciones.

El coronavirus era un riesgo desconocido para todos nosotros hace apenas unos meses. Por eso es importante mantenerse al día con el desarrollo de conocimientos que se está produciendo en este campo para garantizar una gestión eficaz de la seguridad y la salud en el trabajo. La nueva información sobre el coronavirus y la enfermedad COVID-19 también puede significar que las investigaciones, las evaluaciones de riesgo y las medidas tendrán que reevaluarse con más frecuencia de lo habitual.

Hay que tener en cuenta la salud, la seguridad y la protección desde el principio. ¿Cómo se puede gestionar de forma responsable? Sea claro y específico sobre lo que se va a evaluar.

Concéntrese en los riesgos reales: los más probables y los que causarán más daño. Debes ser competente para completar las evaluaciones de riesgo y saber qué podría salir mal y cómo controlarlo. Si no lo sabes, pregunta a alguien que lo sepa.

Conozca lo que tiene previsto hacer: actividades, lugares, personas, equipos, procesos, sustancias y condiciones. Piensa en lo que vas a hacer en pequeños trozos, y ten en cuenta las cosas que tienen una buena probabilidad de ocurrir. Haz clic en las imágenes para saber más.

¿Qué podría salir mal? ¿Cuáles son los peligros? Son las cosas que pueden causar daño.

Esto incluye lesiones físicas, lesiones psicológicas, peligros para la salud o amenazas para la seguridad personal. El conocimiento de la situación en el trabajo es una parte crucial de la salud y la seguridad. Debería formar parte de su marco de gestión de riesgos.

Pero, ¿cuántos de nosotros sabemos realmente qué es la conciencia situacional? ¿O cómo aprender y mejorar esta habilidad en particular? La conciencia situacional se refiere a ser consciente de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, de dónde estamos en relación con otras personas o cosas, y de qué amenazas potenciales puede haber.

Forma parte de cualquier estrategia de gestión de riesgos. Una buena gestión del riesgo implica evaluar constantemente las situaciones para detectar cualquier amenaza o riesgo existente o futuro en función de la situación actual. Las emergencias presentan peligros que deben ser reconocidos y comprendidos.

Las tareas no rutinarias o poco frecuentes, incluidas las actividades de mantenimiento y de puesta en marcha/parada, también presentan peligros potenciales. Es necesario desarrollar planes y procedimientos para responder de forma adecuada y segura a los peligros asociados a los escenarios de emergencia previsibles y a las situaciones no rutinarias. El riesgo es la posibilidad de que se produzcan muertes, lesiones o enfermedades cuando las personas están expuestas a un peligro.

Los riesgos para la salud y la seguridad en el lugar de trabajo deben gestionarse, ya sea eliminando los riesgos o, si esto no es razonablemente factible, minimizándolos. La gestión de riesgos es un proceso continuo que se utiliza para mejorar la salud y la seguridad de todos los lugares de trabajo. Se trata esencialmente de un proceso de resolución de problemas dirigido a definir los problemas, identificar los peligros, recopilar información sobre ellos, evaluar los riesgos y resolverlos, controlando los riesgos.

La obligación de gestionar los riesgos para la salud y la seguridad en el trabajo recae en las personas que dirigen un negocio o una empresa de PCBU, lo que incluye también a los diseñadores, fabricantes, importadores y proveedores