Please wait while your request is being verified...

Sangrado al hacer del bano

Will rectal bleeding go away on its own?

Mirar hacia abajo en un inodoro y ver sangre puede ser alarmante. Tu mente puede ir a muchos lugares mientras suenan las campanas de alarma de que algo va mal. A menudo se trata de una hemorragia rectal.

El sangrado rectal, que es un síntoma de muchas afecciones médicas diferentes, puede variar desde ser leve hasta ser un signo de una afección grave como el cáncer colorrectal. Si tienes una hemorragia rectal, es posible que veas sangre de diferentes maneras: en el papel higiénico cuando te limpias, en el agua de la taza del váter o en las cacas. Puede ser de diferentes colores, desde el rojo vivo hasta el granate oscuro o el negro.

A veces, la hemorragia rectal no es visible a simple vista y sólo puede verse a través de un microscopio. Este tipo de hemorragia suele detectarse durante un análisis de laboratorio de una muestra de heces. Una vez pasado el susto inicial de tener sangre en las heces, es importante determinar la causa de la hemorragia.

Si tiene otros síntomas junto con la hemorragia rectal, la causa puede parecer obvia, pero eso no significa que deba actuar por su cuenta. La sangre en las heces debe consultarse siempre con un médico, incluso si ha ocurrido antes o si se le ha diagnosticado previamente alguna de las afecciones que se indican a continuación. Mientras esperas esa cita con el médico, infórmate sobre algunas de las afecciones más comunes que pueden causar un sangrado visible en el recto.

La sangre en las heces es el resultado de una hemorragia en el tracto gastrointestinal. El tracto gastrointestinal incluye órganos como el estómago, el intestino delgado y el colon del intestino grueso. Ver sangre en las heces puede ser un poco alarmante.

Es posible que haya oído que este tipo de sangrado es un signo de cáncer, pero lo más frecuente es que el sangrado sea un síntoma de una afección menos grave. Son muchas las afecciones que pueden provocarlo, como un mal caso de diarrea o estreñimiento. Acude a urgencias si sangras mucho.

Acude también al médico si, junto con la hemorragia, experimentas mareos, debilidad y confusión. Es habitual ver sangre en el papel higiénico, alrededor de la caca o en el inodoro después de una evacuación. Esto se conoce como sangrado rectal y puede ocurrir por muchas razones.

La mayoría de las veces el sangrado rectal no es un signo de una enfermedad grave, pero es importante acudir al médico. El sangrado en el colon del intestino grueso puede ser de color rojo fresco o más oscuro y mezclarse con las heces. Una de las causas pueden ser los pólipos, que son crecimientos en la pared intestinal.

Los pólipos suelen ser inofensivos, pero algunos tipos pueden convertirse en cáncer de intestino. Las heces negras, como el alquitrán, y con muy mal olor pueden sugerir un problema más arriba en el sistema gastrointestinal -por ejemplo, en el estómago o el duodeno-, como una úlcera sangrante.

¿Sangras cuando vas al baño? Pueden ser hemorroides

La sangre de color rojo brillante puede verse sólo en el papel higiénico o en la taza del váter después de la defecación, sin mezclarse libremente con el movimiento intestinal.. Este tipo de sangrado suele estar causado por hemorroides o fisuras anales. La sangre mezclada en la defecación suele significar problemas más arriba del ano: puede indicar una inflamación del recto o del colon, del intestino grueso o del intestino.

Este tipo de sangrado puede estar causado por una afección grave, y es posible que también presente otros síntomas. La sangre mezclada en el movimiento intestinal también puede indicar un cáncer de intestino. El cáncer de intestino es la segunda causa de muerte por cáncer en Nueva Zelanda.

Se pueden encontrar pólipos antes de que se desarrolle el cáncer. Los pólipos son pequeños crecimientos del revestimiento interior del colon. Pueden provocar pequeñas hemorragias.

Los niños pueden presentar dolores abdominales, vómitos y hemorragias rectales; la invaginación intestinal plegada o telescópica es una causa común. Las mujeres embarazadas suelen desarrollar hemorroides durante el segundo y tercer trimestre. Si una mujer tiene una hemorragia rectal durante el embarazo, debe ponerse en contacto con su profesional sanitario para que evalúe la causa.

La mayoría de las veces se produce con la defecación, pero en ocasiones el sangrado aparece espontáneamente en la ropa interior. El color de la sangre ayuda a determinar su procedencia. La sangre roja brillante en el papel higiénico, en la ropa interior o en las heces suele proceder del recto o del ano.

La sangre granate mezclada con las heces suele proceder de la parte superior del colon. La sangre negra en las heces suele deberse a una hemorragia gastrointestinal superior. Toda hemorragia rectal debe ser evaluada.

No debe ignorarse. Las hemorragias de gran volumen, especialmente cuando se asocian a debilidad o mareo, requieren una evaluación urgente a través del servicio de urgencias del hospital más cercano. Las hemorragias de bajo volumen pueden ser evaluadas de forma electiva.

Una fisura anal es un pequeño desgarro o corte en el revestimiento de la piel del ano. El dolor y/o el sangrado rectal durante las deposiciones son síntomas comunes de las fisuras anales. El tratamiento incluye el aumento de la ingesta de líquidos, el uso de ablandadores de heces, medicamentos recetados y la cirugíaEn MedicineNet, creemos que es importante hacerse cargo de su salud con medidas como llevar un estilo de vida saludable, practicar la p