Please wait while your request is being verified...

Transporte maritimo de mercancias peligrosas

El envío de mercancías peligrosas no es una tarea fácil. Hay muchos aspectos a tener en cuenta cuando se trata de embalar y etiquetar, así como de manipular las mercancías en las terminales de carga, los puertos y los buques. En este artículo hemos resumido qué son las mercancías peligrosas, qué directrices internacionales hay que seguir y qué tipo de tratamiento especial requieren las mercancías peligrosas para permitir un transporte seguro en el mar.

El Comité de Expertos de las Naciones Unidas ha publicado recomendaciones sobre el transporte de mercancías peligrosas. Estas recomendaciones son adoptadas por la organización reguladora responsable de los diferentes modos de transporte. Es fundamental conocer a fondo las propiedades de las mercancías peligrosas para garantizar un transporte seguro.

Las mercancías catalogadas como peligrosas contienen sustancias peligrosas que pueden dañar a los seres humanos, a los organismos vivos y al medio ambiente de diversas maneras. Todos los materiales peligrosos se identifican con un número único de la ONU. La normativa se basa en un sistema de clasificación que, en función de la naturaleza del peligro, asigna las sustancias o artículos a una de las nueve clases. La categoría 1 es la más peligrosa y la categoría 9 es la menos peligrosa.

El transporte de cargas peligrosas por mar se rige por el Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas IMDG y el Acuerdo Europeo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Vías Navegables Interiores ADN. DSV también puede manipular cargas peligrosas para envíos multimodales, de acuerdo con otras normativas nacionales e internacionales que se aplican a modos de transporte específicos, por ejemplo, por aire, carretera o ferrocarril. Obtenga información de expertos sobre lo que debe saber al enviar mercancías peligrosas y materiales peligrosos. El objetivo del Memorando de Entendimiento es facilitar el transporte de mercancías peligrosas en buques de carga rodada en el Mar Báltico, apartándose de las normas que se aplican normalmente al transporte marítimo internacional, es decir, el Código IMDG Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas.

El Memorándum de Entendimiento se elaboró porque las diferencias, que eran mucho mayores a principios de los años ochenta que en la actualidad, entre las normas de transporte terrestre -los reglamentos para el transporte por carretera y ferroviario son el ADR y el RID, respectivamente- y las normas de transporte marítimo causaron problemas cuando el transporte pasó rápidamente del transporte terrestre al marítimo. Por ejemplo, las diferencias entre las normativas hacÃan que un transporte de mercancÃas peligrosas de Helsinki a Hamburgo tuviera que cambiar seis veces la documentación y el marcado de los bultos, asà como la unidad de transporte de la carga, porque la ruta de transporte incluÃa tres transportes marÃtimos Helsinki – Estocolmo, Helsingborg – Helsingör y Rödby – Puttgarden con transportes terrestres intermedios. El objetivo era, pues, crear un acuerdo que combinara eficazmente las normas para permitir el transporte de mercancÃas peligrosas en determinadas rutas cortas en el Mar Báltico, manteniendo la seguridad pero eliminando la necesidad de reetiquetar o recargar las mercancÃas entre los distintos modos de transporte.

El Memorando de Entendimiento contiene una parte operativa y otra técnica. La parte operativa significa que las mercancías peligrosas pueden esencialmente ser clasificadas, embaladas, consolidadas, marcadas, etiquetadas, documentadas y cargadas/descargadas de acuerdo con las normas de transporte terrestre cuando se transportan en zonas específicas del Mar Báltico, ahora denominadas zonas de baja altura de las olas. La parte técnica tiene que ver con las normas que debe cumplir el buque para poder transportar mercancías peligrosas.

Los buques deben estar equipados y construidos de acuerdo con las normas internacionales previstas en el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS). Las enmiendas al Código IMDG se realizan en un ciclo de dos años y provienen principalmente de dos fuentes: las propuestas presentadas directamente a la OMI por los gobiernos miembros y las enmiendas necesarias para tener en cuenta los cambios en las Recomendaciones de las Naciones Unidas sobre el transporte de mercancías peligrosas, que establecen los requisitos básicos para todos los modos de transporte. El transporte marítimo de mercancías peligrosas se rige por el código IMDG (International Maritime Dangerous Goods).

El IMDG establece la clasificación de las mercancías peligrosas o IMO Vincular, su embalaje, estiba y carga a bordo de los buques, además de proporcionar una guía de instrucciones específica sobre los procedimientos de emergencia y accidentes. Cuando se transportan mercancías peligrosas por mar, los riesgos para el medio ambiente y las personas se multiplican. Por ello, es imprescindible cumplir con la normativa IMDG impuesta por la OMI para este tipo de envíos por mar.

En el Grupo Marítima Sureste somos especialistas en el transporte, manipulación y almacenamiento de mercancías peligrosas. Para regular el transporte de mercancías peligrosas por mar, el Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas IMDG fue publicado en 1965 por la Organización Marítima Internacional OMI para imponer un conjunto de normas obligatorias en relación con el transporte de mercancías nocivas, explosivas, tóxicas o radiactivas por vía marítima. Cuando se transportan mercancías peligrosas, el contenedor debe estar bien embalado, l