Impuesto transmisiones patrimoniales andalucia vehiculos

No dude en ponerse en contacto con nuestro Despacho de Abogados en Marbella si tiene alguna duda respecto al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en Andalucía y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados o a la hora de comprar una vivienda, nuestro equipo de expertos Abogados en Marbella estará encantado de asesorarle y realizar todos los trámites pertinentes de la compra. Hasta hoy, en Andalucía, el tipo aplicable era del 8, 9 y 10% dependiendo de la base imponible. Según el Decreto Ley 7/2021, de 27 de abril, el tipo impositivo general aplicable a las transmisiones de bienes inmuebles y a la constitución y transmisión de derechos reales, excepto los derechos de garantía, se reduce a un tipo general único del 7%.

El Gobierno andaluz ha aprobado un decreto que incluye una reducción en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales del impuesto que grava la compraventa de viviendas de segunda mano, por ejemplo, en la actualidad los tres tipos que se fijan en el 8%, el 9% y el 10% serán ahora sustituidos por un tipo único del 7%. Además, también habrá una pequeña reducción del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, que pasará del 1,5% al 1,2%. Los costes asociados al pago de estos impuestos en la compra de una propiedad de segunda mano se reducirán considerablemente.

Esta nueva reducción estará disponible ahora sólo hasta el 31 de diciembre de 2021 prorrogada indefinidamente y sólo en Andalucía. Uno de los impuestos más relevantes de nuestra legislación fiscal es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Se trata de un impuesto que grava casi por defecto cualquier operación que lleve a cabo una permuta o transmisión de un inmueble cuando se realiza entre particulares compraventa de inmuebles y vehículos principalmente por lo que su importancia en el tráfico económico es máxima.

A continuación estudiamos las claves de este impuesto, destacando -teniendo en cuenta que su gestión está cedida a las Comunidades Autónomas y cada una de ellas lo aplica como mejor estimación oportuna- en su vertiente de bienes inmuebles y en el caso de Andalucía. Como ya hemos avanzado, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales funciona como un tributo que trata de gravar el intercambio de propiedad de bienes muebles e inmuebles entre particulares. La legislación tributaria entiende que todo aquel que adquiere la propiedad de un inmueble, independientemente de sus características y cualidades, demuestra parcialmente una capacidad económica susceptible de ser gravada.

Y de ahí la idea de que Hacienda asumirá su parte de la operación. Así pues, con carácter general, se puede considerar que los requisitos para que se aplique el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales son los siguientes: que se produzca una Transmisión de un inmueble como ya hemos visto ya sea por venta normal, permuta, subasta, expropiación forzosa, etc.; que se establezca un precio por dicha transmisión si es gratuita acudimos al Impuesto sobre Sucesiones o Donaciones; y que la operación se realice entre particulares y no empresarios, entendiendo por estos últimos no a los empresarios en general sino a los que se dedican principalmente al comercio de bienes inmuebles o vehículos, según el caso.